25% dto toda la web durante 48h (*)

El sol es el causante del 80% de las arrugas de la piel.

Dra. Lorena Barboza. Dermatóloga

Soy la Dra. Lorena Barboza, Dermatóloga y trabajo en la clínica Corium Dermatology y en el Hospital Clínic de Barcelona. 


A continuación os voy a explicar uno de los temas que más nos preocupa a la hora de exponer nuestra piel al sol; la aparición de arrugas y el conocido Fotoenvejecimiento.

Efectos beneficiosos y perjudiciales del sol en nuestra piel

El sol tiene efectos beneficiosos para las personas. Es indispensable para la correcta absorción de Vitamina D y para “fijar” el calcio en nuestros huesos, así mismo mejora el estado de ánimo por la producción de endorfinas; sin embargo para obtener estos beneficios solo necesitamos exponernos 2-3 días a la semana, entre 5-30 min, según el fototipo (color) de la piel, y alrededor de un 20% de nuestra superficie corporal (brazos y/o piernas por ejemplo)


Pero en grandes dosis, los efectos de los rayos ultravioletas (UV) del sol son perjudiciales para la piel tanto a corto como a medio medio plazo. Uno de los efectos más visibles es el envejecimiento prematuro de la piel y la aparición de arrugas, también llamado fotoenvejecimiento. Cuando la radiación solar atraviesa nuestra piel, se generan radicales libres que alteran elementos esenciales de nuestra piel como el colágeno y las fibras de

elastina, provocando un adelgazamiento de la piel, pérdida de volumen y de elasticidad

Un impactante caso real de fotoenvejecimiento en una parte de la cara

En esta fotografía, podemos ver como un conductor de camión de 69 años que durante 28 años ha recibido la radiación del sol a través de la ventanilla en la mitad del rostro, tiene claramente más envejecida la piel en esta parte. 


Este caso ha sido publicado por England Journal of Medicine como un ejemplo de la llamada dermatoheliosis unilateral.

Mis consejos para que preparéis vuestra piel antes, durante y después de la exposición solar

1) Antes de una exposición solar es muy importante que prepares bien tu piel a las radiaciones solares. Por ello es necesario que unos 30 minutos antes de exponerte, te apliques un fotoprotector solar. Expande el protector por todo el cuerpo (ojo con los pies, la nuca, los labios, las orejas o el escote) hasta que el producto haya penetrado perfectamente en toda tu piel. Idealmente el protector debe tener protección 50+ frente a UVA, UVB y HVE (luz azul)


2) Cuando ya estés tomando el sol o tu piel esté expuesta, ves repitiendo como mínimo cada 2 horas, la aplicación del fotoprotector. Recuerda que las horas a partir de las 11:00-16:00 son las peores ya que los rayos ultravioletas son más peligrosos para tu piel. Te recomiendo que evites la exposición solar directa, y busques la sombra, aunque debes recordar que aunque estés en la sombra debes aplicar fotoprotector. Es aconsejable que lleves contigo agua o fruta para ayudar a no deshidratarte, así como fundamental poder taparte con algún tipo de gorro o visera. En cuanto a los niños, recomiendo además que su piel esté protegida con prendas con UPF 50+ (camiseta, bañador, gorro)


3) Una vez finalizada la exposición solar y tu piel esté limpia y seca de nuevo, recomiendo aplicarte una crema hidratante para evitar rojeces o quemaduras. Este paso es muy importante también en los niños y personas mayores. 


El protector solar de Masderm Sunmas Proaging Cream de 50+ es una muy buena opción para proteger, cuidar e hidratar tu piel de los rayos solares y digitales. Sus ingredientes naturales maximizan la eficacia en su aplicación y además se absorbe rápido, tiene una textura ligera y no grasa sin dejar la piel con restos blancos.

6 efectos negativos en la piel tras la exposición solar

1) Manchas provocadas por el sol

La piel reacciona ante la exposición solar, estimulando la creación de un pigmento oscuro llamado melanina lo que da lugar a una protección natural ante el sol y lo que conocemos como una piel bronceada. Pero cuando la creación de melanina es descontrolada y desigual, aparecen diferentes tipos de manchas en la piel, incluyendo melasma (máscara del embarazo) o hipomelanosis en gota o “gutata” (pequeñas manchas blancas dispersas en piernas y brazos).

2) Alergia solar

La alergia solar es un conjunto de reacciones en la piel como: Enrojecimiento, hinchazón, picor y manchas rojas que aparecen en el pecho, hombros, brazos y piernas. Esta reacción se conoce como erupción polimorfa lumínica. Si padeces este tipo de reacciones cuando te expones al sol, es importante adoptar unas buenas prácticas como llevar sombrero, gafas de sol y ropa que cubra las parte más expuestas

3) Quemadura solar

Los rayos UV pueden alterar los enlaces químicos de nuestro ADN lo que desencadena un proceso inflamatorio en las capas profundas de la piel. Los vasos sanguíneos se dilatan, la piel se enrojece, las fibras nerviosas se sensibilizan, apareciendo la sensibilidad y dolor. Se considera que una quemadura de primer grado en la piel, es equivalente a una quemadura solar.

Es muy importante recordar que la piel “tiene memoria” y acumula los efectos negativos de las quemaduras solares a lo largo del tiempo aumentando hasta en un 80% la posibilidad de sufrir un cáncer de piel

4) Acné provocado por el sol

Existe la creencia que el sol seca la piel grasa y mejora el acné, pero eso solo es verdad a corto plazo. Aparecerá un “efecto rebote” a los pocos días, el sol puede producir un aumento en la producción de queratina y taponamiento folicular (comedones) además de provocar un desequilibrio en tu flora bacteriana protectora de la piel (microbioma y microbiota), aumentando las bacterias perjudiciales y puede desencadenar una respuesta inflamatoria en tu piel, favoreciendo los mecanismos que producen el acné.

5) Fotosensibilidad

Algunos medicamentos como la doxiclina (antibiótico) la isotretinoína (medicamento para el acné severo) y ciertos antiinflamatorios como el ibuprofeno, provocan que la piel se vuelva muy sensible al sol con reacciones muy parecidas a la quemadura solar.

6) Herpes labial provocado por el sol

Los rayos UV reducen la actividad de los glóbulos blancos, que son aquellas células inmunes que nos protegen de algunos virus como el herpes labial. Si padeces con frecuencia el herpes simplex, es importante que utilices protectores labiales con filtros solares 

Riesgo de padecer cáncer de piel tras la exposición prolongada al sol

En España se diagnostican 4.000 nuevos casos de melanoma cada año y el riesgo de desarrollar cáncer de piel es de 1/1001. Nuestro modo de vida ha cambiado en los últimos años: Vacaciones más largas y en destinos más soleados, realizar actividades al aire libre y broncearse de manera artificial………. lo que explica el incremento del número de cánceres de piel.

Hay varios tipos de cánceres de piel relacionados con el sol, de ellos los más frecuentes:


Carcinoma basocelular

El carcinoma basocelular o "úlcera de roedor" es el tipo de cáncer de piel más común. Aparece habitualmente en personas mayores que se han expuesto considerablemente al sol a lo largo de los años. La buena notícia es que el carcinoma basocelular tiene las posibilidades de una recuperación completa muy altas, porque es de crecimiento lento y no tiende a propagarse a otras partes del cuerpo, como es el caso de otros cánceres. El tratamiento es mediante la extirpación quirúrgica de la lesión o con tratamientos como la quimioterapia tópica, el láser, el nitrógeno líquido.


Carcinoma  escamoso o espinocelular

Es el segundo en frecuencia, y se caracteriza por lesiones con queratina / escamas, y sería la progresión de las queratosis actínicas. Así como el anterior, es más frecuente en zonas foto expuestas y en labios (boca). En la mayoría de los casos es suficiente con la extirpación quirúrgica, pero en casos más severos puede ser necesario extirpación de ganglios afectos o de radioterapia.


Melanoma

El melanoma es el tipo de cáncer de piel más peligroso y puede desarrollarse a cualquier edad. Resulta más común en personas con fototipos más claros y personas con muchos lunares, aunque cualquier persona puede padecer melanoma. Se trata de un cáncer en las células productoras de pigmento de la piel, los melanocitos. A veces, adquiere la forma de un lunar. Para detectarlo te sugerimos seguir la regla ABCDE. Si quieres saber más sobre la regla ABCDE y el melanoma, pincha AQUI


  A de asimétrico;

  B de bordes irregulares;

  C de Colores diferentes;

  D de diámetro de más de 6 mm;

  E de evolución.


El pronóstico del melanoma depende del tamaño del tumor, de su grosor y de si la piel que lo cubre se ha roto/ulcerado, si se detecta a tiempo, el pronóstico suele ser favorecedor. El primer paso en el tratamiento del melanoma es la extirpación del tumor y la comprobación de la propagación de la enfermedad, con el análisis del melanoma, se decide el tratamiento más adecuado como la quimioterapia, la radioterapia y los tratamientos "biológicos" (anticuerpos dirigidos).

Preguntas frecuentes

¿Qué es el SPF?

El Factor de Protección Solar (FPS) clasifica la eficacia de un protector solar a la hora de bloquear los rayos UVB. Para una protección óptima contra los rayos UVB, los dermatólogos recomiendan utilizar un protector solar con un FPS 30+ o un FPS 50+. Los protectores solares de amplio espectro aprobados por la UE también proporcionan protección contra los rayos UVA e incluirán en su envase el término "UVA" en el interior de un círculo. Asegúrate de que el protector solar te proteja hasta de los rayos UVA más largos.


¿Qué diferencia hay entre los rayos UVA y UVB?

Existen diferentes tipos de radiación ultravioleta. Los rayos UVB proporcionan un bronceado visible y también provocan quemaduras solares. Por otra parte, los rayos UVA son una amenaza invisible porque no notas sus efectos de inmediato, pero, a largo plazo, los rayos UVA son causantes del envejecimiento de la piel. Los rayos UVA como UVB, son los principales sospechosos de causar muchos de los cánceres de piel.


¿Qué hace exactamente un protector solar?

Los protectores solares contienen filtros solares que absorben la energía de los rayos UV para evitar que penetren en la piel y causen lesiones. En el envase te indica el SPF (Factor de protección Solar), los dermatólogos recomiendan un SPF 50+ para garantizar la máxima protección frente a los rayos del sol


¿Qué es la luz azul y cómo me afecta?

Existen muchos conjuntos radiaciones a nuestro alrededor, algunas no las vemos (como las ondas de radio) y otras son visibles (como la luz). La luz es una pequeña parte de las radiaciones visibles Se ha demostrado que el exceso de luz azul, provoca cansancio, fatiga visual y a medio plazo envejecimiento de nuestra piel.


¿Las nubes o el cristal protegen del sol?

No, aunque el día esté nublado o lluvioso, la piel se expone a los rayos UV, que hacen que el fotoenvejecimiento aparezca gradualmente. Los cristales tampoco protegen del sol. Para proteger tu piel completamente, utiliza un protector solar a diario.


¿Qué debes recordar?

  • El sol es el principal responsable del envejecimiento de la piel
  • Protege tu piel todos los días del año con un fotoprotector 50+
  • Revisa frecuentemente las manchas para evitar el cáncer de piel y visita al dermatólogo una vez al año

Sunmas SPF 50+
33,00€19,90€
Trimas Serum Triphasic
41,90€