10% dto en la primera compra (*)

Cómo detectar el cáncer de mama realizando una auto-exploración de los senos

Dra. Irene Vives. Ginecóloga

La Dra Irene Vives, ginecóloga especialista en Patología Mamaria Benigna y Cáncer de Mama del Hospital Vall d'Hebrón de Barcelona, nos aconseja una buena autoexploración, autocuidado e hidratación para la prevención y detección de enfermedades relacionadas con los senos. 


Una de las preocupaciones más generalizadas entre las mujeres, son las dudas que surgen sobre la patología mamaria y el cáncer de mama, sobre todo a partir de los 40 años.


Sabemos que la prevalencia de este tipo de cáncer entre las mujeres es relativamente alta, aunque a su vez el porcentaje de curación es muy elevado, sobre todo si realizamos una buena prevención y una detección precoz del mismo. A partir de los 50 años (en algunos casos antes) deberíamos realizarnos una mamografía de control, al menos cada 2 años, pero a partir de los 30, es recomendable iniciar revisiones ginecológicas de forma periódica. 


De forma complementaria, el autocuidado de cada mujer es imprescindible. Es importante que cada mujer conozca su cuerpo para así poder detectar algún cambio o anomalía de nueva aparición. En el caso de los senos, una vez conocida su forma, irregularidades o coloración habitual, es recomendable realizar una autoexploración una o dos veces al mes preferiblemente 4 días tras la menstruación o en caso de no tener reglas, la misma semana de cada mes.


Esta exploración debe ser metódica para que sea óptima, por lo que a continuación dejamos algunos tips y trucos básicos para realizarla. Ante cualquier duda, siempre consulta con tu ginecólogo!

Cuando te explores los pechos y axilas, debes seguir 5 pasos básicos:


Primer paso

Delante del espejo con los hombros rectos y brazos en la cadera, debes mirarte tus senos y asegurarte que su tamaño, forma y color son normales. En el caso que veas algún tipo de alteración en la piel diferente (arrugas/bultos, rojeces, inflamación..) posición diferente en tu pezón o algún tipo de alteración en la piel o te duela, acude a tu ginecólogo

Segundo paso

Para asegurarte que lo que estás viendo son alteraciones, simplemente levanta los brazos en la misma posición y compruébalo. En caso que estas alteraciones permanezcan tal y como lo has visto en el paso uno, acude a tu ginecólogo


Tercer paso

También es un signo de alarma si en los pezones (uno o ambos) ves algún tipo de líquido extraño que sale de éstos (en uno o en ambos). Si este es tu caso, acude a tu ginecólogo


Cuarto paso

También es un buen ejercicio de autoexploración recostada. En este caso pálpate, los senos haciendo como un masaje circular. La mano de la derecha debe palpar el seno izquierdo y viceversa, de esta forma te aseguras que la palpación es más firme. Es muy importante que en esta palpación puedas tocar toda la mama de arriba a abajo y de izquierda a derecha. En el caso de encontrar algún signo extraño, acude a tu ginecólogo


Quinto paso

Si no tienes tiempo de realizar este ejercicio que te acabo de contar en la cama de forma diaria, puedes realizarlo perfectamente en la ducha. Lo importante es que cada día puedas realizar una autoexploración mamaria que en menos de 2 minutos sabrás si debes acudir o no a tu ginecólogo de forma urgente


A parte de la exploración básica, el autocuidado diario nos puede ayudar a evitar la aparición de otro tipo de patologías mamarias como dermatitis, grietas o erosiones por el contacto con según qué tejidos, infecciones cutáneas o mastitis. Estas últimas se ven favorecidas cuando la piel está seca o erosionada porque facilita la entrada de bacterias. Al ser una zona más sensible y delicada, su hidratación diaria es muy importante. Una buena opción es la Loción Corporal Trifásica de Masderm que tiene ingredientes muy nutritivos e hidratantes, y además muy fácil de aplicar y rápido de absorber.




Triphasic Body Lotion
37,50€